Infecciones de orina (cistitis)

Muchas personas -sobre todo las mujeres- se enfrentan a menudo a infecciones urinarias, cuyos típicos y molestos síntomas son un escozor doloroso durante la micción y la necesidad excesiva de orinar sin expulsar demasiada orina.

Causas más comunes de las infecciones urinarias:

  • Sexo y actividad sexual: la uretra de la mujer es especialmente propensa a la colonización bacteriana debido a su proximidad al ano y su corta longitud (unos 4 cm). El coito propicia la introducción de bacterias en la vejiga. Además, hay que resaltar que, el uso de lubricantes o de preservativos recubiertos de espermicida, altera la flora natural de la zona genital, lo que se ha asociado a un aumento de infecciones urinarias.
  • Embarazo: En el 2-8% de las mujeres embarazadas se presentan infecciones urinarias. Además, las embarazadas son más susceptibles a padecer infecciones urinarias, debido a que los uréteres están más relajados y se mueven menos, entre otras cosas. El sondaje, durante o después del parto, también aumenta el número de infecciones.
  • Obstrucción: cualquier obstáculo que interfiera en el flujo de orina (tumor, estrechamiento, aumento de tamaño de la próstata, piedra renales...) aumenta la frecuencia de infecciones.
  • Estrés.
  • Factor genético: Estudios han demostrado que las mujeres que sufren infecciones a menudo a lo largo de su vida tienen antecedentes maternos de infecciones urinarias.

¿Cómo se generan las infecciones urinarias?

Las infecciones urinarias son ocasionadas en su mayoría por las bacterias E. coli, las cuales habitan de forma natural en nuestra flora intestinal.

Estas bacterias son capaces de subir por la abertura externa de la uretra hacia las vías urinarias superiores, es decir, a la uretra, la vejiga, el uréter y la pelvis renal. Al tener las mujeres una uretra más corta que los hombres, las bacterias pueden subir con mayor rapidez, acomodándose en la mucosa de las vías urinarias y causando las infecciones urinarias y sus dolorosos síntomas.

Las infecciones urinarias son también producidas a menudo por las relaciones sexuales muy frecuentes. A esta situación se le denomina cistitis nupcial, ya que muchas mujeres recién casadas las desarrollan durante la luna de miel.

Medidas preventivas para evitar que produzcan las infecciones urinarias:

Por supuesto, lo ideal sería tomar una serie de medidas que reduzcan las posibilidades de aparición de infecciones urinarias te recomendamos seguir los siguientes consejos :

  • Beber mucha agua a diario, unos dos litros por lo menos.
  • Evitar el alcohol, el tabaco y las bebidas gaseosas y azucaradas.
  • La micción después de las realaciones sexuales  disminuye el riesgo de cistitis, debido a que puede favorecer la eliminación de las bacterias introducidas durante las relaciones sexuales.
  • Limpiar la zona anal y vaginal de delante hacia atrás.
  • Evitar el aguantar las ganas de orinar, es mejor ir con frecuencia al baño si se tiene necesidad.
  • La vitamina C ayuda a acidificar la orina, previniendo las infecciones.

 

Remedios naturales para tratar las infecciones de orina: La D-Manosa:

En las células de la mucosa de las vías urinarias habita una molécula de azúcar simple llamada „D-Manosa“. La D-Manosa es la estación de acoplamiento de las bacterias E. coli para posteriormente ser evacuadas a través de la orina. Es, por así decirlo, la encargada de mantener un nivel sano en nuestro organismo de bacterias E-coli. Si el número de estas bacterias es demasiado elevado, la D-Manosa natural de nuestro cuerpo no dará a basto para combatirlas, desencadenándose entonces una infección de orina.

Ahí es donde entra en juego la D-Manosa de administración extra. El principio es sencillo: la ingesta de preparados de D-Manosa provoca que las bacterias E.coli se acoplen a ésta, en lugar de hacerlo a la D-Manosa natural que habita en las mucosas. Es decir: en las vías urinarias hay mucha más manosa libre, expulsante a la que se pueden acoplar las bacterias E. coli, en lugar de hacerlo a la manosa de las mucosas. La D-Manosa libre se une con los patógenos y ambos son expulsados con la orina. Los patógenos abandonan las vías urinarias y se acaba el problema. ¡Una solución inteligente y natural para acabar con las infecciones de orina!.

Cabe destacar que la D-Manosa no está contraindicada durante el embarazo, por lo que es el tratamiento alternativo más natural y que ofrece mejores resultados para tratar la infección de orina durante la gestación.

Recientes estudios confirman que la D-Manosa da tan buenos resultados para la prevención y curación de las infecciones del tracto urinario como los antibióticos, pero con la ventaja de que carece de efectos secundarios. Fuente: estudio del Dr. Bojanna Kranjčec de la clínica en Zabok en Croacia     

ACTUALIDAD
Rosario Gullare, naturópata de Vita Et Natura, nos habla sobre los diversos tratamientos de fertilidad con productos naturales.
Entra en la Tienda más Fértil
Usuarios conectados
abril01  
Deathlady  
delisu  
Jull  
Lucity  
Zairu  
GRAFICAS TEMPERATURA
Estadísticas del Foro
Usuarios registrados
44664
Temas en el foro
21851
Número de mensajes
758961
Mensajes de hoy
53
Gráficas de temperatura
96669
Usuario más reciente
Naiarafla
Test Embarazo y Ovulación
Las infusiones para la mujer
- Nuevos test de Fertilidad -
Complementos Fertilidad
Calculadora de fertilidad
NUEVO lubrificante fertilidad