Incompatibilidad sanguinea o de Factor Rhesus (Rh)

La incompatibilidad de Factor Rhesus (abreviado Rh) tiene lugar cuando las células rojas de la sangre del feto difieren de las de la madre.

El factor Rh es una proteína que se encuentra en las células rojas de la sangre. Las personas cuya sangre contiene esta proteína son Rh positivo (Rh+), las personas cuya sangre no la contienen son Rh negativo (Rh-).

Cuando la madre es Rh negativo y el padre Rh positivo puede ocurrir que el feto herede el Rh del padre y por consiguiente sea Rh positivo. Esta disparidad entre el factor Rh de la madre y el hijo no repercute demasiado en el primer embarazo, pero puede causar problemas en los futuros embarazos, si los bebés tienen factor Rh positivo.

¿Porqué es un problema la diferencia de factor Rhesus entre la embarazada y el feto?

Cuando la sangre del feto se mezcla con la de la madre en la gestación y -lo que ocurre más a menudo- durante el parto, el sistema inmunológico de la madre interpretará los glóbulos rojos del bebé como intrusos y comenzará a fabricar anticuerpos contra la proteína del Rh+ que lleva el bebé. A este proceso se le da el nombre de sensibilización al factor Rh.

Normalmente, el organismo de la madre requiere un tiempo para la fabricación de anticuerpos, por lo que el primer bebé no suele correr ningún riesgo ya que habrá nacido para cuando la madre posea anticuerpos al Rh+. Sin embargo, si la mujer vuelve a embarazarse y el feto es Rh+, los anticuerpos atacarán al nuevo feto causándole daños importantes.

Como prevenir los efectos de la incompatibilidad sanguínea

Durante loscontroles prenatales del embarazo se realiza un análisis de sangre para determinar, entre otros, el factor Rhesus de la madre. En caso de que la madre sea Rh negativo y el padre Rh positivo se debe prevenir la sensibilización al factor Rh, evitando que el organismo de la madre produzca anticuerpos a la sangre del feto. Para ello se utiliza una inyección de inmunoglobulina Rh, la cual se aplica durante la segunda mitad del embarazo y a menudo se repite la administración tras el parto.

Esta inyección también se suele aplicar tras realizarpruebas de control prenatal invasivas tales como laamniocentesis o la biopsia corial, y también después de un aborto.

Si durante el embarazo no se administra la inyección de inmunoglobulina, el sistema inmunológico de la madre producirá los anticuerpos, los cuales, una vez formados, formarán parte del organismo de la madre para siempre. En caso de un nuevo  embarazo, la inyección de inmunoglobulina no funcionará, siendo necesario realizar transfusiones sanguíneas el feto estando aún en el útero. Cuando la gestación está avanzada y el feto tiene posibilidades de vivir fuera del seno materno, es posible que el médico decida provocar un parto prematuro y tratar al bebé en la incubadora.

>> Ver otras complicaciones durante el embarazo

Enlaces patrocinados:

ACTUALIDAD
Nuevo artículo del Blog de Autoras
Entra en la Tienda más Fértil
Usuarios conectados
GRAFICAS TEMPERATURA
Estadísticas del Foro
Usuarios registrados
51031
Temas en el foro
24915
Número de mensajes
828018
Mensajes de hoy
3
Gráficas de temperatura
115936
Usuario más reciente
Janeis02
Test Embarazo y Ovulación
Las infusiones para la mujer
Nombres para tu bebé
Complementos Fertilidad
Calculadora de fertilidad