Mi positivo - Mujeres cuentan su experiencia

Lo habré conseguido este ciclo?. Los días que preceden al momento de la supuesta llegada de la menstruación y el test de embarazo se hacen esperar y muchas mujeres notan de antemano que algo es diferente esta vez. Embarazadas y madres nos cuentan cómo se dieron cuenta que llevaban un „pequeño invitado“ en sus entrañas.

La segunda linea en el test de embarazo

El momento en que una mujer ve por primera vez la segunda linea en el test de embarazo no lo olvida jamás. Muchas mujeres primeramente se asustan; para otras mujeres es el momento más bello de sus vidas (hasta ese instante, ya que a ese momento se le sumarán muchos más que le repara el futuro con su bebé); a otras mujeres no les sorprende el resultado ya que simplemente ven sus sospechas confirmadas: desde antes de realizar el test sabían que algo era diferente, quizás intuyeron el embarazo.

Intuición: Cuando tu corazón sabe más que tu cabeza

„...antes de que supiera que estaba embarazada de Max, mi primer hijo, ocurrió algo terrible en mi vida: mi madre, que llevaba enferma años, cayó en coma. Estando con ella en el hospital murió y en ese preciso instante tuve por primera vez la sensación de que estaba embarazada y directamente se lo dije, aunque ella yacía sin vida...Es extraño, pero sé que ella me oyó y supo que su nieto estaba en camino...“ nos contó Isabel H., de Málaga.

Beatriz R., de Lugo, también cree que su cuerpo lo supo antes que ella misma: „...estando de pie en la oficina, de repente un día me doy cuenta que hago un movimiento anormal en mi, es como si tuviera calambres en el estómago y intuitivamente me llevo las manos a los costados y me estiro hacia atrás para aliviar los calambres, y en ese momento pienso: „ qué postura más rara, me recuerdo a mi misma a las embarazadas cuando se llevan las manos a la espalda“, tres días más tarde sostenía el test de embarazo positivo en mis manos ...“

El caso de Ana H., de Madrid, nos sorprendió aunque sabemos que no se trata de un caso aislado: „...Me da corte contaroslo, pero yo supe que estaba embarazada justo después del momento que tuve relaciones, no sé, es como si mi cuerpo me lo hubiera susurrado. Dos semanas después, detestaba el olor del cafe (con lo adicta que soy) eso ya fue lo que me dio la certeza que efectivamente así había sido. Hoy soy la madre más feliz del mundo (de Lea, 14 meses)...“ .

Apetencias o ascos: Cuando nuestros sentidos nos anuncian el embarazo

No todas la mujeres cuentan con la intuición que les indica que están embarazadas, muchas intuyen el embarazo a través de síntomas corporales: „tengo nauseas, no puedo oler las comidas“. Cuando de repente no puedes soportar el olor/sabor de los „vicios“ como el tabaco, el café o el vino, que antaño tanto te gustaban, casi seguro que estás embarazada. En el caso concreto del rechazo de los vicios, se cree que se trata de un mecanismo de autodefensa del cuerpo sobre substancias nocivas que podrían influir negativamente en el embarazo.

Por el contrario, a veces la aparición de nuevas apetencias: „no paro de comer pepinillos“, nos pueden indicar también el embarazo. Según investigaciones médicas, estos cambios en el comportamiento alimenticio se suelen deber a la aparición en el cuerpo de la hormona Beta hCG (la hormona del embarazo), la cual actúa en la hipófisis, por lo que puede  ser en gran parte la responsable de los cambios en nuestra apreciación alimenticia.

Síntomas corporales: Tu cuerpo te delata

mi marido se dio cuenta antes que yo de que estaba embarazada“, nos cuenta Petra H. de Hamburgo. „...Antes de que supiera que estaba embarazada de nuestro tercer hijo me dijo mi marido: „tu barriga se ve diferente, ¿estarás de nuevo embarazada?“, en realidad yo ni había notado nada, ni me lo esperaba porque por aquella época tenía ciclos muy irregulares de 50 días y más. Pero tenía razón, en mi visita al ginecólogo días más tarde se descubrió mi embarazo...“

Ciertamente a partir de el segundo embarazo, es normal que la forma y consistencia de la barriga cambien tempranamente, volviendose más redonda y/o más dura. El motivo de esto es que, aunque el embrión es minúsculo durante las primeras semanas de embarazo, la matriz comienza a crecer desde el principio. En el primer embarazo, este crecimiento no se percibe, pero a partir del segundo embarazo, como consecuencia a que la tapa del estómago cedió con el primer embarazo, cualquier cambio en el tamaño o posición de la matriz se hace notar enseguida.

Muchas veces son los pechos, los que dan la señal de alarma: „...para mi desagrado un día me doy cuenta que mis pechos habían crecido - ya los tenía bastante grandes y me acababa de comprar un sujetador carísimo que de un día para el otro no me servía. Encima los tenía tirantes y sensibles por lo que tenía que dormir boca arriba. Ahí fue cuando empecé a pensar que podía estar embarazada“ - escribió una usuaria en nuestro foro de embarazo - „cuando ya tenía una semana de retraso me hice un test de embarazo el cual me dio positivo“.

El síntoma de pechos es uno de los más comunes durante el embarazo, y está provocado por el aumento de Progesterona, la cual provoca la acumulación de líquidos sobretodo en los pechos, pero también en el estómago y las piernas. Muchas mujeres también experimentan un cambio en la pigmentación de las aureolas y los pezones, los cuales se oscurecen.

Cansancio, mareos y nauseas: el viaje de las hormonas

en mi cuarto embarazo, los problemas de tensión fueron la señal que me hicieron pensar que volvía a estar embarazada“, nos contó Raquel A., de Pamplona, „...por lo visto pertenezco al grupo de mujeres que enseguida lo notan porque en los tres embarazos anteriores notaba enseguida los pechos. Ahora, lo de la tensión fue nuevo“.

Cansancio repentino o mareos suelen ser en muchos casos, los primeros síntomas de embarazo en aparecer, esto es debido a que nuestro sistema cardiovascular tiene que adaptarse a los nuevos niveles hormonales: el aumento de progesterona y la aparición de la hormona del embarazo, la hCG.

Aunque solo aparecen en un 40% de las embarazadas, las nauseas matutinas están consideradas como „el clásico“ entre los síntomas de embarazo. Muchas mujeres las experimentan desde el principio del embarazo y no solo por la mañana, sino a lo largo de todo el día. En muchas mujeres se manifiestan como ardor de estómago, en otras como ganas continuas de devolver.

Helen R., de Glasgow, nos contaba: „....estando de vacaciones de Esquí en los Pirineos, estaba continuamente provocada y tenía ganas a cada rato de devolver, pensé que era por la altitud de la montaña y la diferencia de presión. Una semana más tarde en casa, al ver que no me venía la regla, me hice un test de embarazo, el cual me dio positivo. Ahora sé que aquellas nauseas no eran causadas por la altitud...“

Los desconocidos: otros síntomas de embarazo

„...no sé como explicaroslo, pero lo único que yo noté durante las primera semanas fueron unas ganas insaciables de sexo, quería hacerlo a cada rato. Mi marido extrañado me dice: „algo te pasa a ti, esto no es normal, tu estás embarazada“ nos contaba otra usuaria de nuestro foro. Una semana más tarde nos sorprendía dando la noticia de su embarazo positivo.
Efectivamente, uno de los síntomas de embarazo menos frecuente es el aumento de la libido.

¿Existen síntomas seguros de embarazo?

¿Si aparece alguno de los síntomas mencionados puedo estar segura de que estoy embarazada?. Desgraciadamente NO.

Cabe destacar que, precisamente cuando se está intentando concebir, es normal que la mujer preste especial atención a su cuerpo y a cualquier señal o cambio que se produzca. Es entonces cuando aparecen los “psico-síntomas”, los cuales hacen interpretar ciertas alteraciones (por ejemplo, los dolores en los pechos debidos al aumento de progesterona en la segunda fase del ciclo) como posibles señales de embarazo. Debemos de ser conscientes del hecho que, el organismo femenino pasa a lo largo del ciclo por varias etapas causadas por los cambios hormonales cíclicos normales. Es por eso que, aún no estando embarazada, aparezcan molestias y/o síntomas que nos hagan pensar que podíamos estarlo.

El único síntoma que se puede considerar como indicador seguro de embarazo es la temperatura basal elevada:

Cuando una mujer lleva un control diario de su temperatura basal, puede ver la duración de su fase lútea (segunda fase del ciclo, que comienza el día después de la ovulación y finaliza con la llegada del periodo o la confirmación del embarazo). Si su temperatura se mantiene alta durante18 días es casi seguro que está embarazada. Cabe destacar que, para ello, se debe de estar segura que no existen alteraciones en la temperatura (fiebre por enfermedad o técnica errónea de medición de la temperatura basal) >> Ver el método de la temperatura basal

La manera más sencilla de controlar tu temperatura basal es a través de nuestro servicio gratis de gráficas de temperatura.  Introduciendo diáriamente tu temperatura basal y otras observaciones de interés, se formará día a día tu propia curva de temperatura, por la cual podrás identificar fácilmente tus días fértiles y la duración de cada una de tus fases menstruales.                                                     

También te interesará:

Temperatura basal durante el embarazo

¿Cuanto tiempo llevo de embarazo?

Desarrollo del embarazo

ACTUALIDAD
Nuevo artículo del Blog de Autoras
Entra en la Tienda más Fértil
Usuarios conectados
idalia  
GRAFICAS TEMPERATURA
Estadísticas del Foro
Usuarios registrados
47305
Temas en el foro
23060
Número de mensajes
790610
Mensajes de hoy
1
Gráficas de temperatura
104578
Usuario más reciente
Tati87
Test Embarazo y Ovulación
Las infusiones para la mujer
Nombres para tu bebé
Complementos Fertilidad
Calculadora de fertilidad