Embarazo después de los 35: Lo que debes saber

por: Dra. Jana López Félix

Hoy en día cada vez más mujeres deciden tener hijos más tarde en la vida. Afortunadamente la mayoría de ellas tienen embarazos saludables y bebés sanos, sin embargo, es mejor ser consciente de posibles situaciones especiales que se podrían presentar.

¿POR QUÉ SE CONSIDERAN EMBARAZOS DE “ALTO RIESGO”?

Uno de los motivos es que, a mayor edad, mayor probabilidad de tener al mismo tiempo enfermedades crónicas como presión arterial alta, diabetes, enfermedades del riñón, etc., que junto al embarazo pueden empeorar y también alterar el funcionamiento de la placenta y el crecimiento del feto.

Problemas que podrían surgir durante el embarazo despues de los 35

  • Aumenta la posibilidad de que se produzca hipertensión (presión arterial alta) o diabetes gestacional (a partir de las 20 semanas). Un estudio de la escuela de medicina Mount Sinaí de Nueva York mostró que en mujeres mayores a 35 años el riesgo de desarrollar estas complicaciones incrementa al doble en comparación con una entre 20 y 30 años. La misma institución en 1996 encontró tres veces más riesgo después de los 40´s, y los últimos estudios del 2012, arrojan datos similares. Afortunadamente se ha visto que cuando las mujeres acuden a su médico antes de concebir y durante todo su embarazo reducen estos riesgos considerablemente.
  • Aumenta la probabilidad de defectos de nacimiento en el bebé; el mayor temor de muchas mujeres a esta edad. Esto se debe a que cuando el óvulo es fecundado y empieza a dividirse, puede tener una distribución anormal de cromosomas (material genético), provocando por ejemplo el Síndrome de Down  (el problema más común). Por cada año de edad adicional en la mujer, este riesgo aumenta. A las 12 semanas, una mujer de 20 años tiene 1 probabilidad entre 1068 de tener un bebé afectado; a los 30 años: 1 entre 626; a los 35 años: 1 entre 249;  y a los 42 años: 1 entre 38.
  • Riesgo 3 veces mayor de placenta previa, hemorragias y embarazo pos término (Mayor de 42 semanas).
  • El riesgo de aborto espontáneo aumenta, de un 12% en mujeres entre 20 y 30 años a un 25% a los 35 años). Eso también se puede deber a alteraciones cromosómicas (principal causa de aborto espontáneo).
  • Más problemas durante el parto (sufrimiento fetal, trabajo de parto prolongado, bebés “sentados” y de bajo peso) que conllevan mayor probabilidad de cesárea.

La buena nueva es que el número de estos embarazos que llegan a buen término y la tasa de bebés saludables se ha incrementado gracias a la medicina preventiva actual

Algunas medidas para reducir los riesgos

• La visita al médico antes de concebir (ideal), o al menos de forma temprana y regular durante todo el embarazo asegurándose de estar recibiendo la información y los adecuados cuidados prenatales. Esto es especialmente importante si tenemos enfermedades crónicas.

Seguir las reglas básicas para un embarazo saludable (Ver: >>Cuidados en el embarazo y >> Lo que debes evitar durante el embarazo).

Evaluar y tener controlados los riesgos específicos del embarazo > 35 años:

La diabetes gestacional se identifica a través de una curva de tolerancia a la glucosa y el riesgo es menor si mantenemos un peso adecuado, buena alimentación y ejercicio.

La hipertensión gestacional se detecta vigilando tu presión arterial con frecuencia y haciendo de tu conocimiento los síntomas para identificarla a tiempo (dolor de cabeza, zumbido de oídos, visión borrosa o ver lucecitas).

Se pueden determinar los riesgos para el bebé a través de pruebas de diagnóstico prenatal. Estas se deben ofrecer a toda mujer embarazada. Ayudan a evaluar la salud fetal y a realizar un cálculo personalizado del riesgo de Síndrome de Down. Entre estas están: los marcadores bioquímicos (exámenes en sangre), el ultrasonido (ecografía) de primer trimestre, la amniocentesis y la biopsia corial. La elección del tipo de prueba debe tomarse en conjunto, después de una charla profunda con el genetista*. El profesional indicado para realizar las pruebas es un médico materno-fetal.

*Genetista: La genética médica es la rama de la medicina que se encarga del diagnóstico, prevención y tratamiento de los defectos congénitos. El médico genetista evalúa trastornos reproductivos, anomalías genéticas y anomalías cromosómicas en embarazadas con antecedentes de descendia afectada, o con anomalías ecográficas, o con edad materna avanzada.

Conclusión

Existen mayores riesgos al tener un hijo más tarde en la vida. La ventaja  es que generalmente estos bebés suelen ser deseados y muy queridos por lo que la mayoría de estas mamás son más responsables con los cuidados de su embarazo; de esta forma mejoran su probabilidad de llegar a buen término. Así que chicas… ¡A valorarlo todo, ánimo y cuidarse mucho!

 
Fuentes: 
Berkowitz, G., et al. Delayed childbearing and the outcome of pregnancy. New England Journal of Medicine, volumen 322, número 10, 8 de marzo de 1990, págs. 659-664.
Gilbert, W.M., et al. Childbearing beyond age 40: pregnancy outcome in 24,032 cases. Obstetrics and Gynecology, volumen 93, número 1, enero de 1999, págs. 9-14.   
Ludford, I., et al. Pregnancy outcomes for nulliparous women of advanced maternal age in South Australia, 1998–2008. Aust N Z J Obstet Gynaecol. 2012 Jun;52(3):235-41

  

ACTUALIDAD
Rosario Gullare, naturópata de Vita Et Natura, nos habla sobre los diversos tratamientos de fertilidad con productos naturales.
Entra en la Tienda más Fértil
Usuarios conectados
Faluma  
loureed  
nna26  
GRAFICAS TEMPERATURA
Estadísticas del Foro
Usuarios registrados
50010
Temas en el foro
24380
Número de mensajes
817438
Mensajes de hoy
23
Gráficas de temperatura
112889
Usuario más reciente
Zahara
Test Embarazo y Ovulación
Las infusiones para la mujer
Nombres para tu bebé
Complementos Fertilidad
Calculadora de fertilidad