Blogs de Proyecto-Bebe

CUIDADOS DEL BEBÉ: Frena las malas costumbres desde el principio

por: ---

Hay ciertas pautas de comportamiento que se observan en todos los bebés, sobre las cuales se han creado una serie de mitos que muchas veces se transforman en realidad. Debemos observar y tener en cuenta los pequeños detalles de nuestro bebé para evitar que adquiera malas costumbres desde el principio.

Para empezar, cuando nos imaginamos a un bebé, ¿no se os viene a la cabeza un hermoso nene chupándose el pulgar? En dibujos animados, caricaturas y obviamente, en la vida real (la realidad siempre supera a la ficción), un bebé siempre tendrá esa imagen tan inocente con el pulgar en la boca. A ellos les tranquiliza, les consuela y en consecuencia, se sienten mejor. Este hábito puede de ser permitido si lo hace de vez en cuando, problemático empieza a ser cuando se convierte en una actividad rutinaria. Si abusa de él, sácaselo de la boca, porque el mito de “si se chupa el pulgar tendrá deformaciones en el paladar, los dientes y el dedo” sí que es cierto. Si te llora demasiado (si te llora poco, ¡aguanta!), sustituye el pulgar por el chupete, y verás como poco a poco irá dejando de lado el dedo.

Seguidamente, está el tema del chupete: “que si causa dependencia, que si nunca podrá dejar de usarlo”… A ver, por favor, ¡una cosa es aconsejar y la otra es exagerar! Es verdad que el chupete es como todo, el abuso nunca es bueno para nada. Pero que tu bebé use el chupete moderadamente le va a ayudar a dormir cuando está nervioso e intranquilo. Cuando ya se haya dormido, puedes probar cautelosamente de quitárselo, para que así vea que no es indispensable para que él sea capaz de dormirse. La clave está en el sentido común: no puedes tener a tu bebé enganchado al chupete día y noche, porque entonces sí que cuando llegue la hora de retirárselo (a los 18 meses aproximadamente), te va a ser imposible.

Para continuar, vamos a estudiar el consejo más utilizado para mamás primerizas: “cuando tu bebé llore, no lo cojas, ¡que se malacostumbra!”. Bueno, hay casos y casos; recurriendo a lo dicho antes: los abusos no son buenos. Si tu bebé llora, antes de ir por el camino fácil, comprueba que su pañal está limpio, que no tiene fiebre, que ha comido lo que le tocaba, etc. En vez de cogerlo, háblale con un tono suave y acaríciale, quizás puedas calmarlo. Si ves que sigue llorando, cógelo, que tampoco te estoy pidiendo que seas de piedra. Es verdad que es difícil no coger a tu bebé mientras llora, pero hay que tener claro que “no cogerlo” no significa “no prestarle atención”.

Ahora bien, todos estos consejos son para ayudar a que tu bebé no coja malos hábitos. Pero… ¿y qué hay de los padres? Hay algunos consejitos que deberías seguir, ¡así te evitarás algún que otro susto! Por ejemplo, el tono de voz que empleas con tu bebé es muy importante: le puedes hablar normal, claro que sí, pero con un tono suave y dulce. El bebé no está acostumbrado a estar en un espacio tan grande y abierto, con tantos ruidos que vienen de distintos sitios. A la mínima que oye algo más estridente de lo normal, ya se asusta.

Aunque muchas veces los sobresaltos vienen dados por los estímulos del sistema nervioso, aún inmaduro, los tonos de voz tanto tuyos como el de todo aquel que se dirija al bebé tienen que ser controlados. No hace falta decir que exponer al bebé a ambientes ruidosos no le va a proporcionar ningún bien. Finalmente, cuando tu bebé llore desconsoladamente y tú tengas prisa por irlo a coger (si, saltándote los consejos que he comentado anteriormente), ten cuidado con el cambio de posición brusco que en ese momento le estás causando. Además, en el tema de posiciones, es recomendable cambiarle a menudo de postura. El motivo es porque los huesos del cráneo, que son aún muy blandos, se pueden deformar al estar siempre en la misma posición, aunque esta deformación no deja secuela alguna en el crecimiento del bebé, pero puede inquietar a los padres. Además, al tener un sistema circulatorio aún “en construcción”, el bebé podría presentar manchas rojizas, amoratadas o blancas en la zona de apoyo, si se abusa mucho de la misma postura.

Así que ya sabéis, tener cuidado con los mitos que al final dejan de ser mitos para convertirse en realidad, y tener en mente una cosa que es bien cierta: abusar no conlleva nada bueno; el sentido común es la clave más sencilla para que tu bebé esté a gusto en su nuevo hogar.

ACTUALIDAD
Rosario Gullare, naturópata de Vita Et Natura, nos habla sobre los diversos tratamientos de fertilidad con productos naturales.
Entra en la Tienda más Fértil
Usuarios conectados
GRAFICAS TEMPERATURA
Estadísticas del Foro
Usuarios registrados
53555
Temas en el foro
26422
Número de mensajes
856903
Mensajes de hoy
4
Gráficas de temperatura
123735
Usuario más reciente
carina27
Test Embarazo y Ovulación
Las infusiones para la mujer
Nombres para tu bebé
Complementos Fertilidad
Calculadora de fertilidad