¿Malformaciones en niños in vitro?

por: Dra. Jana López Felix

En 1978 nació Louise Joy Brown, la primera “niña probeta”. Desde entonces, miles de niños han venido al mundo gracias a técnicas de reproducción asistida. Sin embargo, tanto entre los padres, como entre médicos continúa la preocupación respecto a su asociación con mayor riesgo de malformaciones.

El estudio más reciente al respecto se publicó en la revista “New England Journal of Medicine” en mayo del año pasado analizando 308,974 nacimientos, de los cuales 6,163 fueron por reproducción asistida. El número de malformaciones en los bebés de embarazos concebidos de forma natural fue del 5,8%, frente al 8,3% de los niños nacidos mediante técnicas de reproducción asistida (Casi el doble del riesgo)

¿Por qué se dan más malformaciones entre los niños concebidos por reproducción asistida?  

Hay varias hipótesis:

  • La manipulación en el laboratorio in vitro de los óvulos y el esperma podría suponer un estrés físico y químico para las células, que podría aumentar el  número de mutaciones y, por lo tanto, de malformaciones congénitas.
  • El antecedente de infertilidad  por sí solo, se asocia significativamente a riesgo de malformaciones congénitas (aunque se logre el embarazo sin reproducción asistida). Una explicación a esto sería que muchas veces la infertilidad puede ser reflejo de otros problemas de salud (por ejemplo: diabetes), que podrían ser los responsables de las malformaciones en el bebé, más que las técnicas de reproducción.
  • Se sospecha que el tratamiento hormonal de la madre para inducir la ovulación podría jugar un papel. Por ello, los científicos opinan que se trata de un fenómeno multifactorial, de modo que destacan la importancia de realizar nuevas investigaciones para encontrar la causa y poder así evitarla.

Las técnicas más utilizadas en reproducción asistida son la fertilización in vitro (FIV) y la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI). De estas dos, la única que ha mostrado asociación estadísticamente significativa para malformaciones es la ICSI (aunque algunos estudios lo ponen también en duda). La inseminación artificial y la inducción de la ovulación no han mostrado riesgo significativo por sí solas.

Se ha encontrado que estos bebés pueden presentar cualquier defecto estructural, sin embargo, entre las más habituales se encuentran los defectos cardiacos (50% más riesgo), seguidos por musculoesqueléticos y genitourinarios.

Los defectos cardiacos pueden producirse a nivel de las cámaras cardiacas, de los tabiques que las separan, de las válvulas o de los grandes vasos que entran o salen del corazón. Con frecuencia éstas pueden detectarse de forma prenatal por médicos fetales o cardiólogos pediatras.

Conclusión

Si bien es cierto que las parejas que recurren a los tratamientos de fertilidad deben saber que la mayoría de los bebés nacen sanos, también se les debe informar sobre los beneficios de una adecuada evaluación con ultrasonido estructural  por un médico especialista en medicina fetal.

 
Fuentes: N Engl J Med. 2012 May 10;366(19):1803-13.
               Fertil Steril. 2012 Jun;97(6):1331-7.e1-4.
               Hum Reprod. 2012 Nov 22.

Enlaces patrocinados:

ACTUALIDAD
Rosario Gullare, naturópata de Vita Et Natura, nos habla sobre los diversos tratamientos de fertilidad con productos naturales.
Entra en la Tienda más Fértil
Usuarios conectados
YOS  
GRAFICAS TEMPERATURA
Estadísticas del Foro
Usuarios registrados
50010
Temas en el foro
24380
Número de mensajes
817437
Mensajes de hoy
22
Gráficas de temperatura
112889
Usuario más reciente
Zahara
Test Embarazo y Ovulación
Las infusiones para la mujer
Nombres para tu bebé
Complementos Fertilidad
Calculadora de fertilidad