Los mejores hábitos para fomentar la fertilidad

por: Stefanía Zanier

En mi último post solo hablé de los malos hábitos. Es hora de abrirnos a los buenos para descubrir como fomentan la fertilidad.

La receta es muy sencilla: Evitar los factores de riesgos expuestos en el anterior blog, seguir una dieta saludable, hacer ejercicio regularmente, bajar el ritmo de vida y el estrés y relajarse para disfrutar del amor y la sexualidad. Casi nada, ¿verdad?

Lo que a primera vista pueda parecer una montaña inexpugnable resulta ser una cuestión de hábitos, en el sentido estricto de la palabra comportamiento ‘adquirido por repetición de actos iguales o semejantes’. Si logramos incorporar todos estos elementos en nuestra vida cotidiana formarán parte de nuestro día y día y ni nos enteraremos de que estamos haciendo algo para nuestra salud. Una cosa tiene que quedar clara: estos hábitos no se instauran de un día para otro, hace falta mucha conciencia, perseverancia y paciencia con uno mismo para hacer cambios de este tipo. La recompensa está garantizada: una vida más saludable, más serena y con más posibilidades de quedarnos embarazados porque una cosa es cierta: es más fácil si estamos relajados y serenos.

Dieta saludable

Tenéis a vuestra disposición ya mucha información al respecto en este blog. En este sentido solo quería hacer hincapié en la importancia de consumir “Five a day” entre verdura y fruta para garantizar una buena aportación de las vitaminas B, E, F y K y reducir el consumo de carne y de lácteos, sobre todo cuyo origen no sea biológico. Tienen todos los números de que hayan sido criados con hormonas (para que crezcan más rápido) y tratados con antibióticos para evitar infecciones. Todas estas sustancias pasan al hombre a través de la cadena alimentaria.

Ejercicio moderado

Lo ideal es mover el esqueleto cada día, al menos 30 minutos. Esto es más fácil de lo que piensas: pasea tu perro o el de tu vecino, baja una parada antes de lo habitual, coge la bici en vez del coche etc. Si es al aire libre mejor, ayudas a mantener un buen equilibrio entre ácido y alcalino, haces que se sintetice la vitamina D tan importante para la formación de los huesos y mantienes flexibles músculos y tendones. Con todo esto además, haces prevención de cara al futuro: a más ejercicio, menos riesgos de caídas y fracturas de huesos.

Bajar el ritmo de vida

Para lograr y mantener un embarazo se necesita mucha energía. Hoy en día vivimos en una espiral frenética de una vida loca que gira cada vez a más velocidad. Llenamos la agenda con un sinfín de cosas y por la noche caemos rendidos, exhaustos. Hace falta más calma, porque en la calma está la fuerza, y en nuestro caso, la energía. Por esto es tan importante prever pausas, lo ideal sería hacer una pausa de 15-30’ cada dos horas, tener más contacto con la naturaleza (¿cuando has tocado la última vez un árbol?), dormir lo suficiente y tomarse el tiempo para intercambiar opiniones y secretos con tus queridos.

Bajar el estrés

Si bajamos el ritmo de vida, automáticamente bajamos también el estrés. Sin embargo, uno de los factores que más influye negativamente es el no vivir en el aquí y ahora (el hic et nunc de los romanos), es esta sensación de llegar tarde (porque tenemos la vista dirigida al futuro) o de no llegar (puesta al futuro) que hace que no nos sentimos bien, siempre teniendo un ojo mirando para atrás y otro hacia adelante….

Relajación y serenidad

Redescubre tu pareja, no lo mires como un papi potencial sino como al hombre del cual te enamoraste, con todos sus defectos y sobre todo sus virtudes. Redescubre la sensualidad, la pasión y las ganas de estar juntos, FUERA del calendario.

Reserénate también a nivel emocional, es un buen momento para recapitular tu vida, cerrar heridas, decir adiós a las personas que te hicieron daño y sobre todo perdonar. Es muy difícil, pero sin duda alguna lo más saludable que se pueda hacer para volver a sentirse bien y sin rencor, feliz en definitiva.

Todos estos procesos se pueden apoyar con plantas, masajes específicos, homeopatía, suplementación, acupuntura y técnicas de relajación. Siempre es recomendable acudir a un profesional porque lo que le va bien a tu amiga, no necesariamente te va bien a ti. Lo bonito del trabajo con un terapeuta es que siempre es personalizado y adaptado a las necesidades personales de cada uno.

Para informaciones más detalladas y concertar citas con Stefanía Zanier puedes visitar:

Página web: www.zanier.es

ACTUALIDAD
Nuevo artículo del Blog de Autoras
Entra en la Tienda más Fértil
Usuarios conectados
Faluma  
loureed  
Mamba  
nna26  
GRAFICAS TEMPERATURA
Estadísticas del Foro
Usuarios registrados
50010
Temas en el foro
24380
Número de mensajes
817438
Mensajes de hoy
23
Gráficas de temperatura
112889
Usuario más reciente
Zahara
Test Embarazo y Ovulación
Las infusiones para la mujer
Nombres para tu bebé
Complementos Fertilidad
Calculadora de fertilidad