Los 7 hábitos más fértiles

por: Rosa López López

La fertilidad está en relación directa con la salud. Si una persona se encuentra sana, y salvo excepciones contadas, normalmente tiene un organismo capaz de concebir. El problema actual es que la mayoría de las personas no están en el equilibrio adecuado, no están realmente sanas. Y cuando el organismo no está sano está atendiendo la demanda de alguna parte del sistema: del hígado, del sistema musculo-esquelético, del sistema inmune, del corazón, etc.

Porque el sistema reproductivo no es prioritario para el organismo cuando alguna otra parte del cuerpo requiere nuestra atención. Por eso el estrés afecta tanto a la fertilidad, cuando estás estresado le estás diciendo a tu organismo que se haya en una situación de amenaza (tanto si es real como si no), y éste actúa en consecuencia: lleva sangre a los músculos, eleva la frecuencia cardíaca, desequilibra el sueño,  la digestión…y  la reproducción.

¿Y qué ha hecho que perdamos la salud? Alejarnos de la naturaleza. Vivir rodeados de contaminación, querer conseguir resultados en todo lo que hacemos, alimentarnos deprisa y sin seleccionar bien los alimentos, y en resumidas cuentas no escuchar a nuestro cuerpo.

En este artículo te hablaré de algunos hábitos favorables para la fertilidad y otros que debieran evitarse. En algunos casos no te contaré nada nuevo, en otros tal vez sí, pero realmente lo importante es que los tengas presentes, y sobretodo que los apliques en tu día a día.

Hábitos fértiles:

Alimentarte adecuadamente y con productos ecológicos. No voy a describir una dieta estándar porque no existe, cada organismo tiene unas necesidades diferentes, pero sí que tienes que tener en cuenta que tu cuerpo necesita vitaminas y minerales que provengan del reino vegetal (frutas, verduras, cereales) y en menor medida alimentos de origen animal (carnes, huevos, pescados, lácteos) y grasas, sobretodo si éstas últimas son saturadas o trans, y que son la materia perfecta para acumular toxinas. Una persona bien alimentada tendrá el aporte que su sistema requiere y evitará concentrar toxinas que interfieren en la salud.

Ejercicio físico no demasiado intenso. El ejercicio físico tonifica el organismo, lo mantiene en forma y nos ayuda a eliminar toxinas, pero un ejercicio excesivo hace que las energías se concentren en el aparato musculoesquelético y el desgaste en algunos casos es excesivo e innecesario. Los chinos tienen esto muy claro, y sus ejercicios ancestrales, como el taichi, contemplan la ejercitación sin excesos y en harmonía con la mente.

Suplementar la dieta con plantas y antioxidantes que mantengan la calidad del esperma. Algunas  plantas regulan el ciclo hormonal, otras incrementan la calidad y cantidad de esperma, y los antioxidantes son beneficiosos tanto para la formación de óvulos como de esperma. Este tema por si solo merece mucha extensión.

Mantener los pies y cabeza calientes. Parece una tontería, pero si la energía caliente escapa por las extremidades porque están frías y es necesario calentarlas entonces no está concentrada en el aparato reproductor!

Observar el propio cuerpo: moco cervical, temperatura basal, ritmo menstrual…sin obsesiones, pero sí aprendiendo a identificar signos de fertilidad o posibles signos de desequilibrio.

Incrementar la frecuencia de eyaculación durante el período fértil de la mujer. Parece una obviedad, pero es básico mantener relaciones sexuales durante los días previos a la ovulación.

Relajarte después del sexo. Es importante disponer de un rato para relajarte, especialmente tumbada en el caso de la mujer, y dejar que cada célula de tu cuerpo haga lo que tenga que hacer sin interferir y mientras deleitas ese momento. Seguir con el ritmo de vida habitual, corriendo sin parar, como si hubieses acabado una tarea pendiente, no ayuda en absoluto.

Y tan importante como practicar hábitos saludables es evitar los desfavorables, por eso creo que merece la pena que identifique algunos de ellos y los tengas bien claros.

Hábitos a modificar:

Evitar la radiación. Especialmente cerca de los genitales, y sobretodo en el caso de los hombres. Móviles, tablets, teléfonos inalámbricos, etc….está demostrado que afectan a la calidad y cantidad de esperma.

No abusar de los medicamentos antiinflamatorios.  Se han relacionado con la infertilidad transitoria en las mujeres.

Reducir el estrés. Ya lo hemos comentado, si el cuerpo tiene que atender a una situación estresante, relegará a un segundo plano los órganos sexuales y sus funciones, primero la supervivencia, luego el resto.

Dejar de fumar. Por muchos motivos, y la fertilidad es uno de ellos, ya que se ve fuertemente afectada, tanto en mujeres como en hombres, en estos últimos tal vez de una manera más evidente.

Evitar los plásticos en el uso alimentario. Contienen ftalatos y parabenes, ambos disruptores endocrinos. Son especialmente peligrosos cuando los utilizamos para calentar alimentos ricos en grasas.

Para ellos: evitar baños muy calientes, ropa excesivamente ajustada, calzoncillos de poliéster o conducir en bicicleta demasiadas horas.

Por último comentar que con estos consejos tenemos cubiertos de manera natural un considerable volumen de casuísticas que pueden afectar la infertilidad, pero queda siempre espacio para el misterio del proceso reproductivo, que nunca podrá ser del todo controlable por el ser humano. Como mínimo, siguiendo estas pautas lo que seguro conseguirás es ¡incrementar tu salud!, que no es poco…

Sobre la autora:

Rosa Mª López López, psicóloga, naturópata y Coach NLP

>> Ver perfil completo de Rosa

Página web: www.clubnaturalis.com
Blog: www.jipersalud.com

 

Enlaces patrociandos:

ACTUALIDAD
Consejos de nuestra Blogger, Irene Solaz
Entra en la Tienda más Fértil
Usuarios conectados
GRAFICAS TEMPERATURA
Estadísticas del Foro
Usuarios registrados
43128
Temas en el foro
21163
Número de mensajes
737510
Mensajes de hoy
41
Gráficas de temperatura
92324
Usuario más reciente
Iria22
Test Embarazo y Ovulación
Las infusiones para la mujer
- Nuevos test de Fertilidad -
Complementos Fertilidad
Calculadora de fertilidad
NUEVO lubrificante fertilidad