Blogs de Proyecto-Bebe

Estoy embarazada: dale la bienvenida a los primeros cambios

por: ---

Tienes los pechos doloridos, más grandes y la tripa un poco hinchada. Aunque tienes los mismos síntomas que todas tenemos en período de menstruación, ésta vez es distinto para ti: un 99% de fiabilidad del test de embarazo no se puede equivocar, sumando la gran evidencia de que no hay rastro de tu período.

Los sentimientos de felicidad y miedo se te mezclan. Respira hondo y date la enhorabuena, ¡estás embarazada! A partir de ahora tu vida debe dar un vuelco, y tu cuerpo se va a someter a una serie de cambios de los que debes ser consciente, ¡que no te pillen por sorpresa!

Físicamente hablando, no vas a notar ningún cambio exagerado: los pechos y el abdomen se te hincharán y aumentarán un poco de tamaño, nada más. A medida que el embarazo se vaya desarrollando, tu cuerpo va a ir adaptándose a éste, siempre a su ritmo (sí, tranquila, te va a dar tiempo de irte mentalizando de que vas a ser mamá!)

Después de que el óvulo haya sido fecundado, se tarda aproximadamente un mes y alguna semana más para que ya se hayan desarrollado algunos de los órganos principales del futuro bebé, tales como el corazón y el estómago, aunque es imposible diferenciarlos. El sistema nervioso también va en construcción, y tú estás tan nerviosa que podrías colaborar en la creación de los nervios de tu futuro niño/a.  Tranquila, tu cuerpo te va a pedir más descanso para recuperar toda esa energía que necesita para desarrollar al bebé; tu apetito va a aumentar, ya que necesitas fuerzas para sacar adelante dos en vez de uno; y no te olvides de los antojos: tu cuerpo siempre te pide eso de lo que más carece.

Es normal que tengas vómitos mañaneros, y aunque antes estaban relacionados con el rechazo físico del bebé, los expertos de hoy en día aseguran que son debidos a la normal sensibilidad hormonal y/o emocional, así que no hay de qué preocuparse si la cosa no va a más.

Sin embargo, los cambios emocionales van a dar la nota desde un buen comienzo. Cada mujer lleva el embarazo de una manera u otra, pero por regla general, la subida y bajada constante de ánimos más la mezcla de sentimientos es bastante frecuente. Al principio vas a estar muy contenta, con la autoestima subida: ya estás en camino de conseguir lo que más deseas. No obstante, el miedo a posibles complicaciones y/o pérdidas causan una sensación de ansiedad que te puede llegar a afectar físicamente. Yo te recomiendo que, si de momento todo va bien, te relajes y te lo tomes con calma, ya que la mente domina al cuerpo y será mucho más fácil tener un embarazo sano si intentas no agobiarte demasiado. Para eso, tu pareja debe estar ahí día y noche, dándote toda su atención y teniendo en cuenta que el embarazo es cosa de dos, aunque la prueba visible la llevemos nosotras. Las subidas y bajadas emocionales no van a ser fáciles para ninguno de los dos, pero el papel de la pareja como entendedor y soporte máximo es crucial para que el embarazo vaya hacia adelante con buena cara.

Algunos cambios son los que te esperan, pero vale la pena pasarlos y sufrirlos si la recompensa es tener un hijo/a! Sobretodo relájate, no te estreses y piensa en positivo! Alégrate de lo que tienes y cuenta con los tuyos para cualquier cosa, el embarazo es un momento crucial en la vida de cualquier mujer y todo apoyo va a ser necesario. Así que ya sabes, no estás sola: agárrate fuerte a tu pareja y tirad hacia adelante sin miedo, ¡estáis embarazados!

ACTUALIDAD
y que nos brindan una vida más sana
Entra en la Tienda más Fértil
Usuarios conectados
GRAFICAS TEMPERATURA
Estadísticas del Foro
Usuarios registrados
53555
Temas en el foro
26422
Número de mensajes
856923
Mensajes de hoy
24
Gráficas de temperatura
123737
Usuario más reciente
carina27
Test Embarazo y Ovulación
Las infusiones para la mujer
Nombres para tu bebé
Complementos Fertilidad
Calculadora de fertilidad