Blogs de Proyecto-Bebe

Encapsular la placenta para prevenir la depresión post parto

por: Irene Solaz Velázquez

 

Aumenta la producción de leche materna, reduce el sangrado después del parto, ayuda a la madre a tener más energía y previene la depresión post parto. Muchas madres se comen la placenta después del nacimiento del bebé porque quieren disfrutar de todos los beneficios asociados a su consumo.

7 beneficios de la ingestión de placenta

  1. La placenta tiene un alto nivel de la antihemorrágica vitamina K.
  2. También tiene estrógenos y progesterona, responsables de contraer el músculo uterino para reducir la probabilidad de una hemorragia post parto.
  3. Se trata de un órgano rico en hierro.
  4. La placenta acelera la contracción del útero hasta su tamaño normal.
  5. Puede reducir el estrés.
  6. Aporta minerales a la mamá.
  7. Además de aumentar la cantidad, también mejora la calidad de la leche materna.


La placenta, que traslada los nutrientes y el oxígeno de la madre al bebé, no finaliza su trabajo una vez haya nacido el bebé sino que ayuda a la madre a recuperarse después del parto. Puede ayudar a la futura mamá a adaptarse a la maternidad sin sufrir complicaciones.

Es una unión entre madre y bebé. La placenta tiene muchos beneficios, y la opción más cómoda es tomarla en cápsulas, para ello será necesario encapsular la placenta.

El proceso de encapsular la placenta

Idealmente se debe de encapsular la placenta durante los 2-3 primeros días postparto. Si esto no es posible, se debe entonces de congelar y encapsular durante los siguientes 6 meses.

        

Para encapsular la placenta se puede recurrir a un profesional o hacerlo uno mismo en casa siguiendo los siguientes pasos:

  • Lavar bien la placenta hasta que quede limpia de restos de sangre. Quitar el cordón umbilical.
  • Cocinar la placenta al vapor durante unos 20 minutos para que pierda el exceso de líquido. Idealmente en una olla a presión. Al terminar este proceso la placenta estará seca y de un color marrón oscuro.
  • Cortar la placenta en tiras y hornearla a unos 40º durante unas 6-8 horas o hasta que esté totalmente seca.
  • Moler la placenta hasta que se haga polvo. (con un molinillo eléctrico por ej.)
  • Encapsular, proceso para el que necesitará un encapsulador y cápsulas vacías.
  • Las cápsulas de  deben de conservar en el frigorífico.
 

La madre puede tomar todas las cápsulas durante las primeras semanas posteriores al parto, puede guardar algunas para otros momentos de estrés como la reincorporación a su puesto de trabajo e incluso podría aprovechar algunas cápsulas durante la transición a la menopausia.

La placentofagia, la práctica de consumir la placenta después del nacimiento del bebé, es habitual entre las famosas. Kim Kardashian decidió consumir la placenta después del nacimiento de su hija North West, y otras famosas que también quisieron disfrutar de los beneficios de la placenta son January Jones y Alicia Silverstone.

Enlaces patrocinados:

ACTUALIDAD
Rosario Gullare, naturópata de Vita Et Natura, nos habla sobre los diversos tratamientos de fertilidad con productos naturales.
Entra en la Tienda más Fértil
Usuarios conectados
Alba_vi  
aracnes81  
Bebemarti  
CRC90  
GRAFICAS TEMPERATURA
Estadísticas del Foro
Usuarios registrados
48982
Temas en el foro
23970
Número de mensajes
808963
Mensajes de hoy
29
Gráficas de temperatura
109888
Usuario más reciente
mmmajesus2
Test Embarazo y Ovulación
Las infusiones para la mujer
Nombres para tu bebé
Complementos Fertilidad
Calculadora de fertilidad